La tradición de la pisada de la uva

Curiosidades, Vendimia, Vino

Estamos seguros de que habéis oído hablar de la pisada de la uva. La pisada de uva es una tradición que se realiza durante la vendimia, una tradición cada vez más en desuso pero muy arraigada a nuestra cultura. 

Lo cierto es que requiere de paciencia y constancia. De hecho, no se realiza de la misma forma en todos los sitios. Cada región tiene sus propias costumbres. 

De tal forma, que en España, un país de gran tradición vitivinícola, podemos disfrutar de la pisa de uva en varias fiestas populares dedicadas a celebrar la culminación de la cosecha y la vendimia. 

Pero, ¿qué es la pisada de la uva?

La pisada de uva es un sello distintivo de la vendimia tradicional que consiste en pisar las uvas depositadas en el lagar (recipiente de madera) para extraer el mosto que contienen y elaborar el vino. 

Hasta el siglo XIX pisar uvas fue el método más extendido para la transformación del fruto de la vendimia en vino. Hasta hace poco, la pisada de uvas había quedado relegada a bodegas familiares por la aparición de máquinas que son capaces de efectuar esta labor de forma mecánica.

Sin embargo, en los últimos años ha resurgido entre las bodegas como atractivo enoturístico para que los visitantes vivan la experiencia de la vendimia en todos los sentidos: la textura de la uva en los pies, el aroma que nos regalan las uvas y la agradable sensación del mosto entre los dedos.

¿Cómo se realiza el pisado de uva? 

Para empezar, se depositan las uvas en el lagar, recipientes de cuero, granito o madera, donde se pisan las uvas. Para optimizar el rendimiento se debe dominar la técnica del pisado. Por ello, la uva se debe pisar del centro del lagar a los extremos.

Esto se hace con la intención de aprovechar la uva lo máximo posible, de esta manera se consigue la presión suficiente para extraer el mosto sin que pierda sus propiedades. Además, así se consigue una óptima fermentación, ya que se favorece el contacto con las levaduras.

Es importante recalcar que esta tradición se lleva a cabo con los pies descalzos, sin peso en los pies es más fácil y dinámico. Aunque también se puede realizar con botas de goma. 

Con los años los agricultores se dieron cuenta de que obtenían mejores resultados si realizaban la pisada a un determinado compás. Por lo que, se empezó a acompañar este proceso con músicaDestacan los cantos y coplas populares, también llamadas en algunas zonas “cantar de vendimia”.

Esta tradición vitivinícola ha despertado el interés de los amantes del vino. Y a ti ¿te gustaría vivir en primera persona esta experiencia?

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Síguenos en redes sociales

Instagram

Categorías

Menú