Guía de mariscos de temporada para un maridaje perfecto

Consejos, Maridaje, Vino

A la hora de elegir una mariscada para una celebración, nos entra la duda ¿qué tipo de vino acompaña mejor a un buen marisco? La respuesta es sencilla, se debe maridar con vinos que no le quiten el protagonismo. 

Además, cada tipo de marisco tiene unos meses en los que consumirlos frescos, puede ser una experiencia gastronómica incomparable y aún más con un buen albariño D.O. Rías Baixas. Por ello, hemos seleccionado 3 mariscos para consumir esta primavera

Cigalas:  

La verdad es que puedes consumirlas durante todo el año, pero el mejor momento para degustarlas son en los meses de primavera.  Se trata de un crustáceo que habita en los fondos arenosos de mares y océanos, con un cuerpo alargado y grandes pinzas. 

Son ricas en proteínas, calcio, potasio y bajas en calorías e hidratos de carbono. No se debe abusar de su consumo ya que contienen bastante colesterol. Se pueden cocinar al horno, cocidas, a la plancha o a la marinera.

También lo podemos encontrar en recetas típicas como en una paella de marisco, risotto, carpaccios, raviolis… que armonizan estupendamente con una copa de Albariño Valtea.  

Almejas

Se dice que el momento perfecto para comerlas son en los meses con “R”. Este molusco presente en las orillas de ríos y mares, aportan proteínas y muchas vitaminas sobre todo del grupo B. 

También minerales como calcio, hierro, selenio y potasio. Es un alimento bajo en calorías, grasas y azúcares. Se puede combinar con arroz, guisos o incluso legumbres. 

Entre algunas recetas están las almejas a la marinera, almejas con ajo y perejil o al vino blanco. Casan a la perfección con el Espumoso Valtea Brut Nature.

Ostras

Al igual que las almejas, siempre ha existido la creencia popular de que los meses con “R” son los más adecuados para consumir moluscos de concha y, en particular, ostras. Esto se debe a que son los meses más fríos del año.

Este molusco bivalvo es de carne densa y untuosa, perfumada, fresca y sabrosa, que procede de los fondos marinos menos profundos. Son bajas en grasas e hidratos de carbono y ricas en vitaminas, minerales como el hierro y omega 3. 

Se pueden cocinar a la brasa, gratinadas, con caviar, a la parmesana o a la vinagreta, preferiblemente acompañados de vinos de acidez alta, afrutados y cítricos o espumosos. Su sabor salado marida muy bien con el Espumoso Valtea Brut Nature Cuveé Especial

Desde Valtea esperamos haberte facilitado las cosas y que la próxima mariscada sea perfecta e inolvidable.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Síguenos en redes sociales

Instagram

Categorías

Menú