Cuidados de la vid tras la vendimia

Curiosidades, Vendimia, Viñedos

Tras la campaña de recogida de la uva, es momento de mimar los viñedos. La vendimia es, sin duda, el momento más importante del ciclo anual de producción de la vid. Pero, finalizado el período de mayor ajetreo en las bodegas, ¿sabes cuál es el siguiente paso?

Hay que tener en cuenta que los cuidados de la vid, antes, durante y después de la vendimia, hará que tengamos una cosecha mejor cada año. Por eso hoy queremos profundizar en todas esas tareas. 

Abonado

Con la llegada del frío, la vid entrará en un periodo de parón vegetativo. Una forma latente de sobrellevar las bajadas de temperaturas mientras aguarda por la próxima primavera.

Por este motivo, es importante aprovechar los meses previos a ese descanso vegetal para nutrir la vid. Algo que suele conllevar abonar la tierra con estiércol, fertilizantes orgánicos y compost. 

También se cava para oxigenar la tierra y eliminar las malas hierbas. Las malas hierbas roban recursos a la vid, además son un auténtico imán para las plagas.

Poda  

Otra tarea muy importante tras la vendimia es la de podar las cepas y limpiar sus sarmientos. Este proceso tiene como principal objetivo reducir la parte vegetativa de la vid para poder controlar su tamaño y limitar su crecimiento natural.

Algo que permite mejorar la producción, ya que la planta concentra sus energías en crear menos frutos pero de mayor tamaño y calidad. En la poda podemos distinguir dos fases:

  • La primera fase consiste en retirar el ramaje superfluo. Se eliminan las ramas secundarias y se dejan solo las más próximas al tronco de la vid.
  • La segunda fase es mucho más delicada, que consiste en rebajar la madera de la vid. Disponer a la planta de madera nueva en la que se dará la producción del próximo año.

Desinfección

Las heridas de la poda suponen el principal foco de entrada de enfermedades de la madera, por lo que es crucial tras la poda aplicar a los cortes efectuados en la viña una pasta cicatrizante.

El objetivo de este proceso es desinfectarproteger las zonas más sensibles de la planta de los hongos y bacterias más características del frío, al mismo tiempo que se ayuda a la planta a recuperarse. 

Atado

El atado de las viñas consiste en redirigir las ramificaciones de la vid. Una labor fundamental ya que gracias a esta fijación de la planta a los alambres que la sostienen, se conduce el crecimiento de la planta. Además, el atado protege las ramas de los daños causados por los fenómenos meteorológicos del invierno.  

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Síguenos en redes sociales

Instagram

Categorías

Menú