Cómo se crean las burbujas en un vino espumoso

Consejos, Curiosidades, Espumosos

Anteriormente en nuestro blog hemos hablado de cómo se elaboran los vinos espumosos. Hoy queremos resolver esa gran pregunta que muchos os habéis preguntado ¿por qué encontramos burbujas en la copa?

Las burbujas son uno de los principales atractivos de los vinos espumosos, se originan por la liberación de gas carbónico (CO2). Este compuesto se desprende en cantidades sustanciales durante la fermentación por la acción metabólica de las levaduras

Cuanto más lento es el proceso de fermentación mejor será la calidad de la burbuja del vino espumoso. También influye en la burbuja el tipo de copa en el que se sirve, cómo se abre la botella, etc.

Por ejemplo, en las copas de boca ancha, se pierde mucho más rápido el CO2, y las burbujas disminuyen rápidamente. Por ello, es muy importante saber cómo servir un vino espumoso. Dadas sus peculiaridades, ha de servirse de una forma especial.

Los amantes de los vinos espumosos saben que no son lo mismo las grandes burbujas que las pequeñas y delicadas. Estas destacan porque estimulan las papilas gustativas provocando una fuerte sensación de frescor muy agradable al paladar.

¿Por qué las burbujas del vino espumoso suben por la copa formando columnas? 

Estudios realizados con microscopios electrónicos afirman que esto ocurre porque en la copa se hallan pequeñas imperfecciones o microfibras las cuales conservan una diminuta burbuja de aire

Una vez servido el espumoso, una porción del dióxido de carbono del vino ingresa en esa micro-cámara de aire, que al aumentar de tamaño comienza a flotar y sube a la superficie. Y así sucesiva y velozmente, una tras otra mientras exista dióxido de carbono en el líquido. 

Se estima que los vinos espumosos, recién servidos en la copa, desprenden 30 burbujas por segundo. Además, mientras va subiendo, la burbuja va incorporando más moléculas de dióxido de carbono, aumentando su tamaño y acelerando su velocidad.

Es curioso cómo se rompe la burbuja al llegar al contacto con el aire. La burbuja estalla en la superficie de la copa, llegando así su aroma hasta nuestro olfato. 

Tips para cuidar las burbujas de los vinos espumosos

  • Elegir un buen vino espumoso con carácter, como nuestros espumosos
  • Al abrir la botella saca el corcho suavemente y libera lentamente el gas. Debería hacer un ligero siseo y no el típico “Pum” de descorche apresurado.
  • Servir a una temperatura que ronde 8-10º. Si se enfría demasiado no se apreciará su aroma y el desprendimiento de burbuja se verá afectado.
  • Utilizar copas en forma de tulipán o flauta, permiten que las burbujas puedan formarse y los aromas se expresen.
  • Servir delicadamente, con la copa inclinada a unos 45 °, evitando que el líquido choque con el fondo.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Síguenos en redes sociales

Instagram

Categorías

Menú