5 Licores típicos de Galicia que deberías probar

Curiosidades, Licores

En Galicia existe una larga tradición de licores que ha ido subsistiendo con el paso del tiempo. Esta semana en el blog de Valtea, os presentamos una lista de los 5 licores típicos de Galicia que deberías probar si visitas estas tierras.

En esta comunidad autónoma, las sobremesas suelen ir acompañadas de chupitos de licores de todo tipo. Y es que a pesar de que estos tragos de licores se toman habitualmente al final de la comida, es costumbre alargarlo todo lo posible. A veces, ¡incluso se solapan con la cena!

Antes de comenzar, a modo de instrucción, conviene conocer el procedimiento de aprovechamiento de los residuos de la uva y sus destilados.

Aguardiente de Orujo de Galicia

¿Sabías que el aguardiente de orujo de Galicia es el más conocido en toda España? Entre los cinco licores típicos de Galicia, este ingrediente es el principal de la tradicional queimada -que veremos más adelante-, y se elabora con orujo de uvas de Galicia.

El resultado es un aguardiente incoloro pero brillante, con aromas de toques florales. La temperatura perfecta para degustar un aguardiente de orujo está entre los 8 y los 10 grados. En caso de que se trate de un aguardiente de orujo envejecido, debe tomarse entre los 15 y los 18 grados.

La crema de orujo es también muy conocida, y en comparación con el aguardiente de orujo, es un licor más dulce, cremoso y agradable en boca. Este licor es quizá de los más suaves que podemos encontrar, por lo que por lo general, gusta a todo el mundo.

Su elaboración es el resultado de mezclar aguardiente de orujo con crema de leche, lo que le otorga un color tostado que nos recuerda a un café manchado. Su olor es muy atractivo; huele a vainilla, cacao y a canela.

Prueba a echar unas gotitas en el café para acentuar sus sabor… ¡te encantará!

Aguardiente de Orujo y Licor de hierbas

Licor de hierbas

El licor de hierbas es tan gallego como la combinación de catorce especies diferentes de hierbas tradicionales de Galicia. Es frecuente utilizar al menos tres hierbas distintas en proporciones diferentes, motivo por el que existe tanta variedad de licores de hierbas en Galicia.

Entre estos cinco licores típicos de Galicia, el de hierbas exige una maceración lenta, de cuatro a seis meses, para que el orujo se impregne de todos los matices.

Su color es muy característico, y sus aromas transmiten bocanadas de aire fresco y el verde de los campos gallegos. Es perfecto para completar la digestión, y se obtiene de la uva de la que se ha extraído el mosto para hacer el vino.

También existe el clásico aguardiente de hierbas, que se fabrica a base de plantas como menta, manzanilla, hierba luisa, orégano, azahar, romero, tomillo, nuez moscada, cilantro, etcétera.

La diferencia entre los licores y el aguardiente, es que los licores poseen menor grado alcohólico volumétrico que el aguardiente.

Licor café

Es habitual que te ofrezcan un chupito de este dulce licor derivado del aguardiente de orujo después de una celebración gallega. El licor café es resultado de la mezcla de aguardiente y café, con un largo proceso de maceración que crea un sabor inconfundible.

La idea base para elaborar este licor, será la selección de ambos ingredientes; debe ser un sabor fuerte pero equilibrado. Si se prueba a combinar diferentes tipos de cafés, se obtiene un licor café de color oscuro que recuerda al café de pota, también muy propio de Galicia.

Según las recetas, su sabor variará sustancialmente. Además del aguardiente, sus principales ingredientes suelen ser:

  • Café de tostadura natural
  • Anís
  • Azúcar
  • Canela
  • Cáscara de naranja

Para su preparación, es conveniente que macere al menos seis meses para que el licor absorba todo el sabor posible. Lo ideal es servirlo muy frío. ¿Todavía no lo has probado?

Licor de guindas gallego

Es posible que prácticamente todas las casas gallegas tengan un licor de guindas. El fruto del guindo es incluso más antiguo que la cereza, y probablemente ese sea el motivo por el que el licor de guindas es tan popular.

Junto al resto de licores típicos de Galicia, el delicado licor de guinda muestra un sabor bastante ácido. El sabor tan especial de la guinda fue lo que creó la costumbre de impregnarlas de su propio licor, siempre y cuando hayan terminado de macerar.

¡Ojo! Si estás pensando en hacer tu propio licor de guindas, debes tener en cuenta que en el mismo fruto es donde se concentra mayor cantidad de alcohol. Se requiere de aguardiente, azúcar y canela o vainilla como ingredientes base para su elaboración.

Este tipo de licor se suele condimentar añadiendo canela en rama o vainas de vainilla a la maceración de las guindas con el aguardiente. Asimismo, la cantidad de guindas utilizadas suele ser abundante, pero deben quedar siempre cubiertas de aguardiente en su totalidad mientras maceran.

Queimada

Por lo general, comentan que Galicia es tierra de brujas, o como se dice en gallego, “Galicia é terra de meigas”. Esta genuina bebida alcohólica, esconde uno de los ritos más simbólicos de la gastronomía gallega, que se lleva a cabo con el fin de alejar a los espíritus y seres malignos.

La preparación de este licor es curiosamente “mágica”, puesto que va acompañada de un conjuro que se recita mientras se prende el fuego a la queimada. ¿Conoces este conjuro?

Búhos, lechuzas, sapos y brujas;
Demonios, duendes y diablos;
espíritus de las vegas llenas de niebla,
cuervos, salamandras y hechiceras;
rabo erguido de gato negro
y todos los hechizos de las curanderas…

Este poema fue creado por Mariano Marcos Abalo en Vigo, en el año 1967. Tras convertirse en un éxito, comenzó a distribuirse por Galicia sin la autorización de su autor, hecho que se arregló en 2001 tras registrar la propiedad intelectual del mismo.

La queimada gallega, de discutido origen celta, es quizá la bebida más popular de Galicia. Se elabora en un recipiente de barro cocido y su contenido está compuesto por una combinación de aguardiente de orujo, azúcar, frutas -naranja, manzana… según el gusto y granos de café a los que se les prende fuego. Los fieles a este convencionalismo, suelen agregar corteza de limón.

Es tradicional tomar la queimada en distintas celebraciones o ambientes festivos, como es el caso de la noche de San Juan en junio o la Queimada Popular en agosto. Esta última ha sido declarada “Fiesta de Interés Turístico de Galicia“.

Esta bebida sigue guardando el misticismo y simbolismo de la cultura castrexa. Se cuenta que simboliza los cuatro elementos, es decir, la tierra, el agua, el aire y el fuego. La tierra la representa el pote de barro cocido, el agua por el aguardiente y el aire por donde subirán las llamas. Por último, el fuego es el gran protagonista, que se supone que purificará las almas de aquellas que beban la queimada y las protegerá de cualquier hechizo.

Sin lugar a duda, cualquiera de estos licores o bebidas típicas gallegas son todo un lujo para nuestro paladar. Entra en Valtea y ¡anímate a probar nuestros licores artesanales típicos de Galicia!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Síguenos en redes sociales

Instagram

Categorías

Menú