Beneficios del vino blanco para la salud

Consejos, Vino

Mucho se ha hablado, y se sigue hablando, de los aspectos beneficiosos del consumo moderado de vino sobre la salud, en el marco de una alimentación sana y saludable.

Según la Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición (FIVIN), el consumo moderado de vino aporta aspectos beneficiosos para la salud. Es más el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas se ha incorporado a la FIVIN y fomenta la defensa del consumo moderado de vino y la comunicación responsable.

Muchos estudios, publicados en revistas científicas de prestigio, y que el FIVIN ha recopilado en su página web, afirman que el consumo moderado y responsable de vino, acompañado a las comidas, forma parte de un estilo de vida y de una gastronomía saludable. Consideran que el vino es un alimento más dentro de dietas mundialmente conocidas como la Mediterránea o Atlántica

Así pues, el consumo de vino está asociado a aspectos sociales como un estilo de vida saludable. Siempre desde la responsabilidad y la moderación, y en el marco de una alimentación sana y saludable.

Esto se debe a su alto contenido en polifenoles, que aporta beneficios para la salud. El consumo de polifenoles, a través de los alimentos que los contienen, puede ser un mecanismo potencial para la prevención de alteraciones cardiovasculares y metabólicas asociadas con la obesidad.

Por lo que, los polifenoles presentes en el vino contribuyen a proteger contra enfermedades cardiovasculares. Su capacidad antioxidante aumenta el colesterol saludable para el corazón y mantienen el sistema inmune fuerte.

Otro tipo de polifenoles son los taninos que provienen de la piel y de las pepitas de la uva, aportando propiedades astringentes y antiinflamatorias que actúan contra los radicales libres. Los taninos también están muy presentes en la maceración del vino tinto y en los vinos blancos fermentados en barrica.

Además, degustar una copa de vino es un gran placer que nos va a proporcionar una sensación positiva. Según un estudio publicado por la revista Science Direct, es un potenciador en la liberación de endorfinas.

Pero hay que tener en cuenta que, a pesar de los beneficios que pueda tener el consumo moderado de vino, la mayoría de los investigadores advierte que esto no es suficiente motivo para que alguien que no beba comience a hacerlo por motivos de salud.

Cualquier estudio sobre el vino y la salud no reemplaza el consejo médico de un profesional. Estas recomendaciones están dirigidas, única y exclusivamente, a los consumidores habituales de este tipo de bebidas.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Síguenos en redes sociales

Instagram

Categorías

Menú